Theme Layout

Boxed or Wide or Framed

Theme Translation

Display Featured Slider

Featured Slider Styles

Display Grid Slider

Grid Slider Styles

Display Trending Posts

No

Display Author Bio

Yes

Display Instagram Footer

Dark or Light Style

Seguidores

domingo, 16 de abril de 2017

Lactancia materna, mi experiencia


 Sergio con 4 días
¡Buenas!
Hoy os traigo otro post sobre maternidad con el tema de la lactancia materna, un tema en ocasiones bastante comprometido y que puede dar lugar a distintas opiniones, a veces polémica y yo, como siempre os digo, os voy a contar, simplemente, mi experiencia.
En el post RESPETO ya os hablaba de situaciones que se pueden dar cuando eres madre, de lo que te dicen que tienes que hacer y que no, y en el tema de la lactancia materna, ya es la leche, en serio. Tenemos a los/las (porque de esto opinamos todos) que opinan que tienes que darle el pecho al bebé sí o sí, porque es lo que se ha hecho toda la vida, es lo mejor y es como mejor se crían y luego está la otra parte, la de vete a la farmacia y compra leche de fórmula que te quitas de historias, sabes lo que come y listo.
Como todo en esta vida, nada es blanco o negro, tenemos una gama muy amplia entre media de colores, para todos los gustos, ¿no creéis?
Mi caso fue el siguiente: desde que me quedé embarazada, bueno ya de antes, yo siempre tenía claro que quería darle el pecho al bebé pero también era consciente de que no siempre se puede y estaba abierta a lo que pudiera pasar, porque para nada estaba en contra ni de una cosa ni de la otra.
Tal y como te dicen, sobre los 3-4 días después de dar a luz, tuve la subida de la leche, algo que no pasa para nada inadvertido ya que el pecho aumenta una barbaridad y se pone muy duro, con alguna que otra molestia. Antes de eso, el peque mama el calostro pero no se alimenta, por lo que suele salir del hospital a las 48h de nacer habiendo perdido algo de peso (hasta un 20% menos es algo normal) y Sergio perdió algo menos de 200g, por lo que entraba dentro de lo normal.
Cuando fuimos a la revisión con la matrona a los 4 días me dijo que ese mismo día me subiría la leche y así fue, me vio como mamaba el niño y me dijo que estaba perfecto. Durante una semana apenas dormíamos nada ni por el día ni por la noche porque el niño lloraba a gritos a todas horas y es que (después lo supimos), el pobre apenas comía porque tengo los pezones planos y el niño mamaba pero no conseguía sacar apenas nada y perdió peso.
Todo era ponerse unas pezoneras y asunto arreglado, ¡menuda diferencia! Pero que pasó, que toda esa semana sin sacar nada, cuando ya podía sacar con las pezoneras era tarde y ya sólo me salía 30ml, con lo cual estando así casi otra semana, estaba comiendo muy poco (hasta que no te sacas la leche con el saca-leches no sabes cuanto te sale, con lo cual...) así que no había otra opción que darle lactancia mixta. Yo lo había intentado todo para que el peque tomase exclusivamente leche materna, pero no íbamos a permitir que el peque pasase hambre ni un minuto más.
Con la lactancia mixta, solucionado el tema de pasar hambre y ya cogió peso sin problemas y de forma normal, siempre. Primero le daba el pecho o me sacaba la leche y se la daba en un biberón para saber cuanto tenía y el resto, le hacía un biberón con leche de fórmula. Así estuvimos hasta los 3 meses, para que el mayor tiempo posible tomara en una parte de su alimentación, mi leche y a partir de ahí ya pasamos a darle sólo leche de formula.

Sergio con 3 meses

Sinceramente, la lactancia mixta es un suplicio, por las noches, en esos tres meses apenas dormía ya que entre sacarme mi leche, preparar el bibi, dárselo, lo que tardaba en volverse a dormir, a veces sacarme la leche de la siguiente toma y así, que cuando acababa era la hora de la siguiente toma y yo me quería morir de sueño y cansancio y cuando solo le di el biberón, empecé a dormir y ni me lo creía. Aún así, con lo "dormilona" que yo era, dormía muy poco y estaba "bien", alucinante como es el cuerpo.

Y con toda mi experiencia, sé a ciencia cierta que cuando tenga otro bebé, no me va a pasar esto, ni mucho menos, porque se ponen soluciones desde el principio y si es lactancia materna desde el principio, perfecto, si hay que darle el biberón desde el principio, perfecto también, pero mixta desde el principio no, me niego, como mucho el primer mes. Pero bueno, dicen que cada embarazo y cada bebé es un mundo, así que, quien sabe lo que nos deparará el futuro, que lo que muchas veces pasa es que se dice una cosa que se cree que se va a hacer y luego, se hace la contraria, porque hay que estar en el momento y en el lugar para tomar las decisiones, correctas o incorrectas (de esto también he aprendido mucho después de ser madre).

Hasta aquí mi experiencia con la lactancia materna, dejadme en comentarios consejos, vuestras experiencias etc. y también vuestra opinión, que las cosas con respeto, como siempre, valen la pena.

¡Os quiero!

QuickEdit
Beauty Blog by Susana
5 Comments
Share This Post :

You Might Also Like

5 comentarios:

  1. Qué verdad es que cada mami (o incluso cada parto!) es un mundo. Yo dí pecho exclusivo hasta los 8 meses a la mayor y pecho hasta casi los dos años a la pequeña, en ambos casos lo dejaron ellas. Lo de Irene (la chica) era gracioso: como ya tenía edad, se comía un plato de huevo con patatas y luego, de postre, la teta, jajaja!
    Entiendo perfectamente lo que comentas de tu vivencia, como te digo, cada caso es diferente y no se puede generalizar ni mucho menos juzgar.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. yo di pecho hasta que se me acabó la baja maternal y en cuanto empezamos con los biberones ya ni quería el pecho, se ve que era más fácil tragar con el bibe
    lo que me gustó de la lactancia con leche de fórmula fue la cara de alegria de mi marido al poder darle el primer biberón, se le caía la baba literalmente al papa

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo, estoy de 5 meses y ya me sacan bastante el tema, q tengo q darle el pecho, que si es muy bueno... y yo intento explicar a la gente que no es algo que me obsesiona, que haré lo que mejor le venga al niño y listo, si me sale leche genial sino a la farmacia y punto, que gracias a dios tenemos soluciones para esos temas ahora, a ver que tal me va cuando me toque jaja, un besazo! :)

    ResponderEliminar
  4. Hola Susana, pues estoy totalmente de acuerdo contigo, cualquier forma de criar a un hijo es válida, hay que respetar la opción (o necesidad) de cada caso. Mi experiencia fue y es muy positiva, mi niña tiene casi 26 meses y sigue con su tetita, la leche de formula o incluso la normal no la quiere ni probar, así que mientras mientras me pida, yo le doy.
    Antes pensaba que era muy afortunada por poder darle el pecho, pero igual de afortunada que se puede sentir una madre con lactancia artificial.
    Por cierto, tu peque está precioso!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Un suplicio lo que cuentas, en mi caso no pude darle leche materna, no subió, la niña no comia y pedimos alli mismo un bibi, me trajeron pezoneras porque también lo tenia plano y nada, me hizo heridas, porque yo queria dárselo, pero tenia el pecho blando. Cuando llegué a casa me fuí directa a la farmacia. Posteriormente me enteré que la prolactina no hizo acto de presencia. en fin, lo intenté pero no pudo ser.

    ResponderEliminar

[name=Susana Tomé] [img=http://2.bp.blogspot.com/-mK6Wvd_ONsA/VdDL37J_68I/AAAAAAAAoV8/XJGQY0Kz1TU/s320/Piolina-about-400x400.jpg] [description=Autora de Piolineando y Beauty Blog by Susana] (facebook=https://www.facebook.com/Piolineando) (twitter=https://twitter.com/piolineando) (instagram=https://www.instagram.com/piolineando) (pinterest=https://www.pinterest.com/bySusana/)