Theme Layout

Boxed or Wide or Framed

Theme Translation

Display Featured Slider

Featured Slider Styles

Display Grid Slider

Grid Slider Styles

Display Trending Posts

No

Display Author Bio

Yes

Display Instagram Footer

Dark or Light Style

Seguidores

lunes, 14 de septiembre de 2015

El Viajero: Oktoberfest


¡Saludos, viajeros
Ya estamos a mediados de Septiembre, y aunque parezca mentira por su nombre, el próximo 19 de Septiembre se dará el pistoletazo de salida a una de las fiestas más famosas del mundo y sin duda la más famosa de la ciudad de Múnich: la Oktoberfest. Hoy os contaré los detalles de esta celebérrima fiesta, que vivo en primera persona al vivir actualmente en la capital bávara.


Interior de la carpa de Augustiner-Bräu (Oktoberfest 2014)


Un poquito de historia

Todo el mundo conoce esta celebración cervecera, como un lugar donde los litros del preciado dorado líquido corren en abundancia durante tres semanas al año en una de las ciudades con mayor tradición cervecera del mundo. Pero, ¿de dónde surgió?

Todo está casi listo para la edición de 2015.

Como casi todas las tradiciones con arraigo en la actualidad, la explicación se encuentra en un acontecimiento pasado de gran trascendencia. En este caso, la fiesta conmemora la celebración que tuvo lugar con motivo de la boda del príncipe Luis I de Baviera con la princesa Teresa de Sajonia, el 12 de Octubre de 1810. No se reparó en gastos y los ciudadanos comieron y bebieron en honor del monarca. La fiesta fue tan disfrutada por todos que se decidió conmemorarla cada año.

Celebraciones

Aunque por su nombre la fiesta debería tener lugar en Octubre, las condiciones climáticas de la ciudad en esa fecha provocaron que se adelantara a Septiembre. La fiesta concluye el primer domingo de Octubre, tras unas tres semanas (el comienzo tiene lugar el primer sábado después del 15 de Septiembre).

Estatua de Baviera, en un día "normal" previo a la Oktoberfest...

El evento ha tenido lugar de manera casi ininterrumpida desde el año 1810 hasta hoy, siendo las únicas excepciones durante las dos guerras mundiales y otros hechos (24 ediciones canceladas en total).

... y el aspecto que muestra durante la fiesta.

La  Oktoberfest tiene lugar en el Theresienwiese (prado de Teresa), conocido también como Wiese por los muniqueses. Esta impresionante explanada de unas 36 hectáreas acoge otros eventos durante el año, siendo éste el más importante. En las inmediaciones de la explanada encontramos uno de los símbolos característicos de la ciudad de Múnich: la estatua de Baviera, con su león, ambos símbolos del estado de Baviera.

Las cervezas

Al contrario de lo que pueda parecer, no todo el mundo puede vender cerveza aquí. Hay dos normas imprescindibles que deben cumplir los proveedores: cumplir las leyes de la pureza de cerveza alemana y que sus fábricas se sitúen dentro de los límites de la ciudad.

Carroza de la famosa fábrica de Paulaner, en Oktoberfest 2014.

Debido a ello, sólo 6 fábricas pueden fabricar y vender cerveza de Octoberfest: Augustinter, Hacker-Pschorr, Löwenbräu, Paulaner, Spaten y Hofbräu (HB). Esta última es muy conocida por ser la marca de la cervecería más famosa de Munich, el Hofbräuhaus, parada obligada de todo visitante a la ciudad. En el caso de Spaten, tal vez no sea tan conocida, pero el fabricante es el mismo que la cerveza de trigo Franziskaner, de gran fama internacional.

Vista exterior de una de las carpas de Augustiner-Bräu.

A pesar de que todas estas cervezas tiene un sabor excelente, no puedo negaros mi predilección: Augustiner. La más antigua de Munich (se fabrica desde el año 1328), es sin duda la más célebre y de mejor sabor. El problema es que para poder degustarla deberéis visitar la ciudad, puesto que por política empresarial ni se anuncian en los medios ni venden en el exterior.

La tradición

Aunque no es obligatorio llevarlo para participar de la fiesta, la mayoría de los asistentes acuden a la Oktoberfest con los trajes tradicionales bávaros: el Dirndl (vestido tradicional) para las mujeres y el Lederhose para los hombres. En estas imágenes nos podéis ver a nosotros "disfrazados" como un lugareño más.

¿No me digáis que no parece una bávara más?

A pesar de su fama, todo alrededor de la explanada no se reduce a cerveza. En realidad, el evento se asemeja mucho a los denominados Volksfest o fiestas del pueblo, que se parecen mucho a las que tenemos en España: atracciones, tiendas en la calle, puestos de comida y bebida, música, tradición etc.

Atracciones y puestos de comida en el Theresienwiesse. ¡No todo es cerveza aquí!

Las carpas

La verdadera fiesta cervecera se vive en el interior de las carpas que las fábricas de cerveza montan para la ocasión. En algunas de ellas el aforo es de 10.000 personas, con actuaciones musicales y una ingente cantidad de comida y cerveza servida a diario y a lo largo de todo el día.

Interior de una de las carpas. ¡No es fácil encontrar un hueco!

Para los potenciales visitantes, remarcar que entrar en las carpas es gratis, pero prácticamente imposible los fines de semana, cuando la afluencia de público es tan bestial que incluso deberás hacer cola durante varias horas para, con suerte, hacerte con un sitio.

Brotzeit, plato tradicional bávaro (Oktoberfest 2014)

Entre semana o en los Biergarten (o terrazas exteriores) el ambiente es mucho más tranquilo y encontrar plazas libres no será un problema para degustar nuestra "Maß" (jarra de cerveza de un litro), tal vez acompañada de algún plato tradicional bávaro para la ocasión.

Y aquí nosotros debutando una deliciosa Maß (¡de Augustiner, por supuesto!)

Conclusiones

Como habitante de la ciudad, y para finalizar, si que os traslado mis conclusiones sobre la fiesta. En primer lugar, el precio de la cerveza es significativamente superior al que tienen normalmente. Para el año 2015 los precios anunciados oscilarán entre los 10 y  los 10,40 € por litro de cerveza.

Tradicional noria en la Oktoberfest. La veréis ahí cada año.

Merece la pena venir al menos una vez en la vida a vivir este ambiente tan peculiar, pero mi consejo es que si lo hacéis no olvidéis visitar una ciudad tan interesante como esta, no limitándoos únicamente a la ingesta cervecera desproporcionada ;)

¿Y vosotros? ¿Habéis visitado alguna vez la famosa fiesta o tenéis en mente hacerlo? ¡Nos vemos en el próximo viaje!

El viajero
QuickEdit
Beauty Blog by Susana
5 Comments
Share This Post :

You Might Also Like

5 comentarios:

  1. Pues no he tenido el placer, pero si que lo había visto en Españoles por el mundo, una pareja que lo enseñó y que junto a este post me tienta ir con más ganas si cabe. Por cierto estáis muy reguaguapos los dos jejejeej

    ResponderEliminar
  2. No he ido nunca, me encantaria que me tocara un cupon para ir a veros! El precio de la cerveza es OMG! Aquí no cuesta más de dos euros! Yo me tomo eso de cerveza y me quedo en el sitio! me encantaría ir, en serio, además, visitaria la ciudad, eso sin dudarlo!

    ResponderEliminar
  3. Se ve que es una fiesta muy divertida, me encanta como lo recrean todo y como lo viven, y vosotros pareceis de allí!!!! saludos!

    ResponderEliminar
  4. Que maravilla de fiesta! Pero si, algo cara la cerveza!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Ya llevo la idea de ir varios años porque ademas tengo amigos viviendo en munich y siempre nos dicen que tenemos que ir para esta fiesta, al final tendré que ir si o si ;)

    ResponderEliminar

[name=Susana Tomé] [img=http://2.bp.blogspot.com/-mK6Wvd_ONsA/VdDL37J_68I/AAAAAAAAoV8/XJGQY0Kz1TU/s320/Piolina-about-400x400.jpg] [description=Autora de Piolineando y Beauty Blog by Susana] (facebook=https://www.facebook.com/Piolineando) (twitter=https://twitter.com/piolineando) (instagram=https://www.instagram.com/piolineando) (pinterest=https://www.pinterest.com/bySusana/)