Theme Layout

Boxed or Wide or Framed

Theme Translation

Display Featured Slider

Featured Slider Styles

Display Grid Slider

Grid Slider Styles

Display Trending Posts

No

Display Author Bio

Yes

Display Instagram Footer

Dark or Light Style

Seguidores

jueves, 3 de septiembre de 2015

El viajero: Berlín


¡Saludos, viajeros!
Hoy estrenamos la sección del viajero en el blog de piolineando, después de varios meses de vigencia en Beauty blog by Susana, y a partir de ahora continuaremos aquí.
Al ser el primer post, y por tanto muy especial, hoy os traigo de nuevo una ciudad alemana, pero sin duda la más famosa, reconocida y bohemia: ¡Hoy nos vamos a Berlín! Además, con un par de vídeos de complemento que no os podéis perder. ¿Os venís conmigo?


Uno de los grafitis más famosos en el memorial del muro de Berlin. 


Berlín: capital alemana

¿Y qué decir de Berlín? Es prácticamente imposible que alguien no haya oído hablar de la capital de Alemania, ciudad importantísima dentro de Europa, la mayor ciudad del país teutón, con algo más de 3.5 millones de habitantes (más del doble que Múnich) alberga algunos de los episodios más importantes de la historia moderna de Alemania y de Europa entera.

Estación de tren (Hauptbahnhof), Berlin.

Y su comparación con Múnich no es casual, no sólo en tamaño: si Munich es una ciudad tranquila, limpia, de gustos culturales refinados, rica y (para según que personas) aburrida, Berlín es justo lo opuesto: una ciudad bulliciosa, que hace su vida mayoritariamente en la calle, con una oferta cultural muy "urbana" de arte callejero y con bastantes problemas económicos y laborales (no obstante la tasa de paro aquí es de las más altas del país, por encima del 10%, mientras que en Baviera no llega al 4%).

Alrededores de Hackesermakrt, Berlín.

Aún así, para mucho Berlín es la ciudad más excitante de Alemania, y de las de mayor atractivo de Europa, por su multiculturalidad, su oferta cultural, su accesibilidad y su ambiente, muy dado a artistas, bohemios y cualquier persona que guste de disfrutar de las fiestas, el arte y en general cualquier plan improvisado, aparte de su imponente historia.

Fachadas en Berlín. ¡Grafitis por todas partes!

Rastro de la Segunda Guerra Mundial

Berlín fue la última ciudad alemana en ser "conquistada", y cuyo dominio se disputaron rusos y americanos: ambos querían llegar primero a esta ciudad para controlarla y ostentar el poder sobre ella. De todos es conocido que Hitler se escondía en el famoso búnker en las últimas horas de su vida, antes de ceder ante la triste realidad: Alemania perdía la guerra y el tercer Reich se venía literalmente abajo. Actualmente, no hay restos de citado búnker (nadie quiso que quedara resto alguno donde se pudiera "peregrinar"), y sí un enorme monumento en homenaje a los judíos asesinados durante la contienda y el terrible régimen nazi.

Monumento en memoria a los asesinados en el Holocausto judío.

No lejos de éste lugar, centro neurálgico de la ciudad, encontramos también la sede del gobierno alemán o Reichstag. El incendio del mismo supuso uno de los pretextos de Hitler para endurecer las leyes alemanas y hostigar al resto de miembros de la cámara para acabar haciéndose definitivamente con el poder, con las consecuencias que todos conocemos hoy.

Vista del Reichstag al atardecer, con su característica cúpula.

A día de hoy, el edificio se alza imponente, con su enorme cúpula en la cima, transparente y que da vistas al parlamente alemán, debido a que aquí se piensa que el pueblo ha de estar por encima de los gobernantes y debe poder observarles mientras trabajan para él (de ahí que sea todo transparente).

Fachada del Reichstag.

Sin duda, no podéis visitar la ciudad sin ver este bonito lugar y ascender a su cúpula, pero cuidado: si queréis visitarlo debéis reservar online con mucha antelación (en nuestras dos visitas no pudimos hacerlo, y eso que en la última ocasión intentamos reservar con tres semanas de adelanto).

Una de las sinagogas atacadas en la noche de los cristales rotos.


También encontraremos en Berlín algunas de las sinagogas que fueron atacadas en la famosa noche de los cristales rotos, en 1933, donde muchos de los negocios y templos de esta religión fueron atacados, iniciando una campaña de odio que todos sabemos cómo acabó. Esta sinagoga, por ejemplo, muestra a día de hoy cómo fue aquello, tratando de prevenir que pueda volver a repetirse.

El muro: la guerra fría en primera persona

¿Y es que hay un símbolo algo más vergonzoso y a la vez conocido que el muro de Berlín? Esta infame edificación fue construida por el lado soviético de Alemania (RDA) y mantenido en pie entre el 13 de agosto de 1961 y el 9 de noviembre de 1989, como medida para evitar que la población del Berlín oriental/comunista pudiera cruzar al otro extremo (Berlín occidental/capitalista), con muchas más opciones de prosperidad en ese momento, especialmente logrado por el apoyo de los Estados Unidos.


Muchos son los recuerdos de esta época que surcan Berlín: planchas del muro, los famosos "Trabis", o coches típicos de la RDA o el ahora abandonado aeropuerto de Tempelhof, lugar donde los aliados descargaban a diario toneladas de víveres, en su afán por mantener en el lado occidental del muro la prosperidad que no había en el contrario y así demostrar que en occidente la vida era mejor que tras el telón de acero.


Aeropuerto de Tempelhof, con antiguo avión de las fuerzas aéreas americanas.

Hoy día los restos del muro se conservan en diferentes lugares del mundo, y en Berlín los podremos ver en distintos puntos de la ciudad, especialmente en el memorial del muro, donde encontramos numerosas planchas originales, con grafitis que fueron encargados a diversos artistas, algunos de los cuales son realmente famosos.

Muro de Berlín, memorial con Trabi chocando contra el mismo.

Para los amantes de los recuerdos, podremos visitar el punto original del Check Point Charlie, o uno de los controles a través de los cuales se cruzaba de un lado del muro al otro, o recuerdos de todo tipo de la parte oriental, como gorros del ejército ruso, máscaras antigás etc.



Como anécdota, comentar que el conocido cantante español Nino Bravo rindió su particular homenaje al muro en su canción libre, historia basada en un hecho real: la historia de Peter Fechare, primera víctima al intentar cruzar el muro, con tan solo 18 años, acribillado a balazos por los guardias cuando intentaba reunirse con su novia, que se encontraba al otro lado.

Os dejo un pequeño vídeo resumen del viaje, donde se muestran muchos sitios de los que os menciono aquí:



Otros lugares de interés: Zoo, Alexanderplatz, Puerta de Brandenburgo...

Sin duda Berlín alberga muchos más lugares de interés, y es interesante que pasemos al menos un par de días para empaparnos del espíritu de la ciudad y visitar sus lugares más emblemáticos.

Río Spree, con torre de televisión de Alexanderplatz al fondo.

El zoo (Tierpark en alemán) es sin duda uno de los parques más notorios de Berlín, aparte de uno de los zoos más importantes y antiguos de Alemania.

Puerta de Brandenburgo
Uno de los símbolos más importantes de Berlín, sino el mayor, es la puerta de Brandenburgo. Este bonito monumento, ubicado en pleno centro de Berlín, fue construida a finales del siglo XVIII, siguiendo el modelo del acceso a la Acrópolis ateniense. Actualmente, se erige en la plaza de París, centro neurálgico de la ciudad donde, entre otras cosas, se encuentra el hotel Adlon (famoso por la mítica escena de Michael Jackson mostrando a su bebé por el balcón).

Puerta de Brandenburgo, Berlín.

En los alrededores de la misma, además del ya mencionado Reichstag o parlamento alemán, encontramos el zoo o Tiergarten, otro sello de identidad de la ciudad, así como el monumento en homenaje a los judíos asesinados en el Holocausto.

Alexanderplatz
Esta famosísima plaza es probablemente la más representativa de Berlín, con su torre de televisión y siempre llena de turistas y actividades disponibles, como mercadillos, bares, puestos donde comprar todo tipo de enseres y comida etc., así como el famoso Reloj mundial que vemos en la imagen siguiente.

Alexanderplatz, Berlín.

Potsdammerplatz
Otra de las plazas más importantes de la ciudad, donde destacan, entre otros, su zona comercial y el Sony Center, uno de los edificios más modernos con una cúpula acristalada, especialmente bonita por la noche.

Potsdammerplatz de día...

... y de noche, Sony Center.


Hackesermarkt y Casiopeia
Estos dos lugares suponen sin duda dos de los mejores ejemplos de la idiosincracia berlinesa: mercados urbanos, con todo el encanto de la ciudad y donde podremos vivir su ambiente.

En el caso de Hackesermarkt, se trata de un mercado con numerosos comercios de todo tipo, ubicados entre diferentes patios de distintos edificios, dotando al barrio de un encanto muy especial. A su alrededor, el puro centro de Berlín y todo tipo de edificios curiosos y establecimientos de interés: bares, museos, exposiciones etc.

Hackesermarkt, Berlín.

En el caso de Casiopeia son los propios artistas y organizaciones culturales los que organizan sus actividades, puestos, bares, conciertos etc. en esta peculiar zona. Rodeados de grafitis y edificios que parecen abandonados podremos experimentar la magia de Berlín en todo su esplendor.

Casiopeia, Berlín.

Museos, grafitis y parques

La actividad cultural de esta pintoresca ciudad no puede ser entendida sin dos de sus señas de identidad: su enorme cantidad y variedad de museos (entre los que destaca la isla de los museos) y los numerosos grafitis que encontraremos adornando los muros de toda la ciudad.


Sin duda merece la pena darse una vuelta por Berlín simplemente por el placer de contemplar todo esto, seguro que no decepcionará a nadie.

Parques
Si por algo destaca Berlín, aparte de por lo anteriormente mencionado, es por sus extensos y bonitos parques. Uno de los más importantes es el Mauerpark, lugar frecuentado por músicos, donde se organizan mercadillos o Flohmarkt y donde cada domingo se reúne gente para formar un súper karaoke, en el que cada persona que quiere participar puede hacerlo libremente, cantando ante centenares de personas.

Karaoke en Mauerpark.

Al hilo de este acontecimiento, en nuestra última visita vivimos algo impresionante, y que quiero compartir con vosotros: un joven sirio, recién llegado tras atravesar media Europa a pie, pidió turno para cantar y... Bueno, os dejo un vídeo donde podéis contemplar su impresionante historia, que espero que nos haga reflexionar a todos sobre la situación de estas personas, que huyen de su patria en busca de una vida mejor (se me saltaban las lágrimas sólo de ver al pobre chaval).



Conclusión
Aún me dejo en el tintero decenas de cosas sobre Berlín, y es que sobre esta ciudad se podrían escribir muchísimos posts sobre temáticas muy diversas.

Ampelman: los semáforos son también diferentes en Berlín.

Si os recomendaré antes de despedirme que si os acercáis por aquí hagáis alguna de las visitas guiadas. En nuestro caso hicimos el free tour en español (visitas guiadas cuyo precio no está previamente estipulado, al final pagas al guía lo que consideres que merece tras la visita), algo más de 3 horas para recorrer la ciudad y conocer muchos de sus rincones e historias. Este tipo de tours son fáciles de localizar, si os dais una vuelta por la puerta de Brandenburgo encontraréis gente con carteles, no tiene pérdida.

Palacio de Sanssouci, Potsdam.

De este modo podréis descubrir mucho más rincones interesantes de Berlín apartes de los aquí descritos, conocer de cerca la historia de los hugonotes o de Federico II y dar un paseo por la Alemania nazi y del muro. En los alrededores de Berlín también disponéis de dos atracciones más que recomendables: el campo de concentración de
Sachsenhausen y los preciosos jardines y palacios de Potsdam.

Y aquí finaliza nuestro viaje de hoy, espero que os haya gustado y que, si no lo conocéis, ¡os animéis a venir a Berlín!

Saludos, y hasta el próximo viaje.

El viajero
QuickEdit
Beauty Blog by Susana
6 Comments
Share This Post :

You Might Also Like

6 comentarios:

  1. Un post interesantísimo. Me encantaría visitar Berlín, creo que merece mucho la pena.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Desde luego es una ciudad variopinta y especial, chulísimos los videos, saludos!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado, sobre todo a esos dos saludándose tan efusivamenteal principio jajajaja

    ResponderEliminar
  4. Es una ciudad que me gustaría visitar, tendré en cuenta tus recomendaciones.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Muy bien explicado todo. Yo he estado hace tres año y me encantó porque además no es una ciudad cara.

    ResponderEliminar

[name=Susana Tomé] [img=http://2.bp.blogspot.com/-mK6Wvd_ONsA/VdDL37J_68I/AAAAAAAAoV8/XJGQY0Kz1TU/s320/Piolina-about-400x400.jpg] [description=Autora de Piolineando y Beauty Blog by Susana] (facebook=https://www.facebook.com/Piolineando) (twitter=https://twitter.com/piolineando) (instagram=https://www.instagram.com/piolineando) (pinterest=https://www.pinterest.com/bySusana/)